No es posible prevenir todos los casos de hipoacusias. No obstante, existen ciertas medidas que pueden ayudar a proteger los oídos y la audición.

Algunas estrategias de prevención sencillas de la pérdida de audición consisten en: 

1. No someta a sus oídos a ruidos fuertes ni prolongados

  • Escuche televisión, radio y música a volumen moderado.
  • Use reproductores estéreos personales por debajo del 60% de su volumen y priorice los auriculares de copa antes que los de inserción.
  • Limite el tiempo diario de utilización de los reproductores estéreos personales a menos de una hora al día.
  • Limite el tiempo que dedica a actividades ruidosas como ir a discotecas, pubs, bares, cines, recitales, eventos deportivos e incluso gimnasios.
  • Intente alternar las actividades más ruidosas con períodos de calma.
  • En lugares ruidosos, manténgase lo más lejos posible de las fuentes de sonido, como por ejemplo de los parlantes.
  • Cuando sepa que se expondrá al ruido durante un tiempo prolongado, use tapones en los oídos para amortiguar el ruido ambiental.
  • No utilice varios artefactos ruidosos al mismo tiempo.
  • Si trabaja en lugares de ruido elija actividades de ocio tranquilas en lugar de ruidosas.
  • Compre juguetes silenciosos. Si elige juguetes electrónicos, elija aquellos que tengan control de volumen y ajústelos lo más bajo posible.
  • Al comprar electrodomésticos tales como ventilador, extractor o lavaplatos, pregunte acerca de su clasificación de ruido.
  • Para ayudar a absorber el ruido en interiores use cortinados, revestimientos, almohadones, alfombras y tapetes.

12

2. Cuide la audición en el entorno laboral 

  • Si está expuesto a ruidos fuertes use tapones para los oídos o auriculares aislantes del sonido. Estos productos de protección auditiva ayudan a que la audición no se vea dañada por sonidos demasiado intensos. 
  • Si trabaja en un ambiente de ruido, consulte con su empleador si en su puesto laboral se cumple la normativa acerca del sonido e higiene ambiental.
  • Realícese pruebas auditivas frecuentes si su trabajo lo expone a ruidos fuertes.

3. Higiene auditiva y revisiones médicas

  • Realice una higiene correcta de los oídos.
  • Evite que el agua entre en su conducto auditivo para evitar la humedad y posibles infecciones por hongos.
  • Séquese los oídos después de bañarse, nadar o practicar deportes acuáticos. De ser necesario use tapones.
  • Evite introducir objetos extraños en sus oídos, ni siquiera hisopos de algodón. Puede dañarse el interior del conducto auditivo y la membrana timpánica.
  • Consulte con un médico otorrinolaringólogo cuando note molestias en los oídos, tenga zumbidos o sospeche de pérdida auditiva.
  • Sea especialmente cuidadoso con sus oídos cuando sufra resfríos o estados gripales.
  • No aplique gotas o remedios caseros en el oído, no se automedique.
  • Evite el uso de algunos medicamentos que puedan ser nocivos para la audición, a menos que sea prescrito y supervisado por un médico.
  • Haga revisiones auditivas periódicas a los fines de detectar la aparición de la pérdida de audición en una etapa inicial. El diagnóstico precoz de las enfermedades supone el primer elemento para llegar a un tratamiento eficaz.
  • Exija la realización de un control auditivo a todo niño que nazca, antes del primer mes de vida, para permitir la detección precoz de una pérdida de audición, su diagnóstico temprano y tratamiento oportuno.
  • Si detecta en un niño retraso en el habla o en el aprendizaje, consulte con el médico para identificar posibles problemas auditivos.
  • Como ciertas infecciones virales pueden conducir a una pérdida auditiva, es conveniente que los niños reciban vacunación contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Se requiere la indicación médica pertinente.
  • Idealmente, todas las mujeres en edad fértil (antes de embarazarse) deberían estar inmunizadas contra el virus de la rubéola, responsable de serios trastornos congénitos en los bebés.

13

Si somos conscientes de la importancia de nuestra audición no nos costará poner en práctica estos sencillos consejos