Usos y cuidados del audífono intracanal y CIC​

Este tipo de audífonos se aloja en el conducto auditivo externo.  

El audífono intracanal se ubica en el conducto auditivo externo, sobresaliendo apenas unos pocos milímetros. Puede ser equipado con circuitos inalámbricos, micrófonos direccionales, diferentes programas de escucha y bobina telefónica.  

El audífono CIC se introduce completamente adentro del conducto auditivo externo. Un delgado filamento de plástico rígido transparente va fijado al audífono para facilitar su colocación y extracción. Por su tamaño reducido solo puede adaptarse en pérdidas auditivas leves a moderadas.

Limpieza del audífono

  • Use un paño suave o pañuelo de papel para limpiar la parte externa. No utilice agua, alcohol ni solventes.  
  • Emplee algún spray desinfectante de audífonos para reducir el riesgo de irritación o inflmación del oído.  


Para ello, rocíe un pañuelo de papel o paño seco con el producto y páselo por la carcasa. Deje actuar 10 minutos y limpie con otro pañuelo de papel. Higienice todos los días el filtro  anticerumen. 
 

Siga las indicaciones proporcionadas por el fabricante.

Uso del teléfono en el audífono intracanal 

  • Sostenga el auricular telefónico de modo que el sonido se dirija directamente hacia el micrófono del audífono.  
  • Mantenga el auricular telefónico ligeramente separado del oído (en ningún caso pegado) para evitar que se produzcan sonidos.  


Solamente si el tamaño de su oído y/o de los componentes electrónicos del audífono lo permiten, podrá colocar en su audífono una bobina inductiva para facilitar las conversaciones telefónicas. En este caso, su audífono tendrá un pulsador para conectar el micrófono (uso normal) o la bobina inductiva o telefónica.

Uso del teléfono en el audífono CIC

El procedimiento a seguir es el habitual para cualquier comunicación telefónica. Algunas veces deberá mantener el auricular telefónico ligeramente alejado del oído para evitar la aparición de silbidos.