Restaurantes ruidosos: Sepa qué hacer para escuchar mejor

Comer con amigos y familiares en restaurantes, bares y confiterías puede ser una experiencia muy desafiante para las personas con pérdida auditiva. Conozca qué hacer para que esta experiencia gastronómica y social sea lo más agradable posible.

La mayoría de los restaurantes son demasiado ruidosos para conversar

El nivel de sonido ideal para una conversación normal está entre los 55 y 65 dB. Sin embargo, en los restaurantes ruidosos los comensales elevan la intensidad de la voz a los fines de compensar el aumento del ruido del entorno, alcanzándose niveles sonoros promedio superiores a 70 dB.

El segundo desafío anual “Encuentra tu Lugar Tranquilo 2022” (Find Your Quiet Place 2022) llevado a cabo durante en el mes de octubre pasado, promovido por más de 30 organizaciones y defensores de la salud auditiva (incluida la Organización Mundial de la Salud), permitió obtener datos significativos en relación con la experiencia de comer afuera.  Mediante la aplicación SoundPrint para teléfonos inteligentes, cientos de personas de todo el mundo midieron los niveles de sonido en infinidad de lugares y volcaron los resultados en la base de datos global de la app. Los hallazgos clave revelaron que: 

  • El nivel sonoro promedio en restaurantes era de 76,5 dBA.
  • El 43 % de los establecimientos fue calificado como “propicio para la conversación”, el 57 % como “difícil para conversar” y el 27 % como “peligroso para la salud auditiva”.

 

¿Por qué es difícil escuchar en restaurantes?

Los restaurantes modernos suelen ser muy ruidosos y plantean desafíos especiales a las personas hipoacúsicas. Son entornos sonoros muy complejos con múltiples fuentes sonoras, que incluyen el ruido generado por los propios clientes y el que crean los mozos durante el servicio, los sonidos procedentes de la calle o de la cocina y la música de fondo, que crean un estruendo ambiental que dificulta la comunicación.

Ciertas tendencias de diseño contribuyen a aumentar el problema, por ejemplo: los espacios de planta abierta, los pisos de concreto o cerámica, las paredes con ladrillos a la vista, las mesas descubiertas, las cocinas integradas y las barras adjuntas, todas superficies duras que reflejan y amplifican el sonido. Para que el restaurante sea más tranquilo, es conveniente incorporar en el diseño superficies de tela, como ser: alfombras, cortinas pesadas, tapices de pared, sillas tapizadas y manteles largos que amortiguan los sonidos.

Algunos expertos refieren que en ocasiones el nivel de ruido en restaurantes es intencional. La música alta transmite vitalidad y energía y crea entusiasmo en los comensales. 

Consejos para salir a comer si tiene pérdida de audición

Las siguientes consideraciones son importantes a los efectos de una experiencia exitosa cuando sale a cenar:

Programe la salida fuera de los horarios pico. Coma temprano o tarde, cuando el restaurante no esté tan abarrotado de comensales y haya menos ruido.

Tómese tiempo para elegir el restaurante adecuado. Lea las reseñas en internet para verificar si hay críticas referidas a ruido excesivo. Visualice la ambientación del lugar. Pida recomendaciones a conocidos con problemas auditivos o no.

Limite el número de comensales. Prefiera los grupos reducidos de no más de 4 ó 6 personas. Si es inevitable un grupo más numeroso, concéntrese en conversar con la persona frente a usted y a su lado. 

Haga reserva previa. De no ser posible, llegue con anticipación.

Elija restaurantes con materiales absorbentes acústicos en su diseño. Busque características tales como alfombras, cortinas, asientos acolchados, manteles de tela, plantas y paneles acústicos. 

Seleccione la mesa. Prefiera que sea redonda y esté ubicada junto a la pared o en una esquina, siempre lejos de la cocina, la máquina de café, las ventanas, la puerta de acceso, el aire acondicionado y los parlantes que reproducen música. Un reservado también puede ser una buena opción. Si el clima lo permite, opte por una mesa al aire libre. 

Elija el lugar en la mesa.  Si es usuario de audífonos con micrófonos direccionales, prefiera sentarse de espaldas al salón o a las fuentes de ruido. La mayoría de los sistemas direccionales se enfocan en los sonidos importantes del habla frente a usted, y desconectan automáticamente los ruidos de fondo que distraen.

Evite los ambientes oscuros.  Opte por lugares bien iluminados, ya sea con luz natural o iluminación eléctrica, que permitan ver las expresiones faciales y los movimientos de labios del interlocutor. La luz de las velas crea un ambiente romántico, pero dificulta la labiolectura.

Siéntese de espaldas a la ventana. De este modo se ilumina la cara de las personas frente a usted y la luz no lo enceguece.

Use audífonos si los tiene indicados. Los dispositivos auditivos con tecnología de avanzada están equipados con funciones rápidas e inteligentes, como reducción automática del ruido y sistema de micrófonos direccionales que escanean el entorno y se enfocan en los sonidos que se desea escuchar.

Revise los audífonos antes de la salida. Cambie las pilas para reducir el riesgo de una falla repentina. Asegúrese de tener carga completa en el audífono recargable

Lleve un mini kit de pilas de repuesto, filtros y la herramienta de limpieza. Es invalorable cuando está fuera de casa.

Considere el uso de dispositivos de asistencia auditiva.  Los sistemas FM, los micrófonos remotos y los micrófonos de mesa pueden ser de gran ayuda. Consulte con su fonoaudiólogo.

Haga conocer sus necesidades. Dígale al mozo que mantenga contacto visual, hable pausado y pronuncie claramente. Pídale que reduzca la intensidad de la música de fondo. 

Aproveche el teléfono celular para acceder a una aplicación de voz a texto. Estas apps le ofrecen transcripción en vivo que puede actuar como un tipo de subtítulos para la conversación.

Busque el apoyo de un “compañero de escucha” que pueda informarle sobre los fragmentos de conversación que no comprendió.

Prepare de antemano los temas de conversación. Piense anticipadamente los posibles temas de conversación que podrían surgir.

No asienta con la cabeza si no se escucha bien a su interlocutor. Use el contexto para descubrir la parte del mensaje que se perdió. De no lograrlo, pida al orador que repita el mensaje.  

Si tiene problemas de audición, los restaurantes ruidosos pueden ser una barrera para la comunicación y el disfrute de la experiencia gastronómica. Siga los consejos antes enumerados y sienta el placer de comer afuera y charlar con familiares y amigos.

Fuentes:

Living With Hearing Loss: “Are Restaurants Adapting to a Quieter World?”. By Shari Eberts. March 28, 2023

SoundPrint: “2022 Find Your Quiet Place Data Findings”. By SoundPrint Team. February 13th, 2023  

Hearing Loss Association of America (HLAA): “Hearing loss and eating out”. Last updated February 2023

Applied Hearing Solutions: “Hearing Better in Noisy Restaurants”. January 5, 2023

Better Hearing Australia: “Our own worst enemies in restaurants”. October 19. 2022

Healthy Hearing: “8 tips for dealing with restaurant noise when you wear hearing aids”. Contributed by Joy Victory, managing editor. Last updated December 27, 2022

Mutualidad Argentina de Hipoacúsicos: “Disfrute de la experiencia de comer afuera aún con pérdida de audición”. 10 de agosto del 2018.